Terapia Inductiva de alta energía

¿Qué es la Terapia Inductiva de alta energía?

Esta terapia tiene como objetivo “recargar” las células dañadas a través de la estimulación de los campos electromagnéticos, lo que permite optimizar la función celular.

Los campos electromagnéticos pueden atravesar células, tejidos, órganos y huesos, activar la electroquímica de los tejidos y mejorar la función de la membrana celular. El equipo utilizado genera un campo magnético de 3 Tesla, unas 600 veces más fuerte que una barra de imán normal. Este fuerte campo magnético estimula las células nerviosas, los músculos y los vasos sanguíneos. Este equipo permite una aplicación combinada: estática en cada uno de los puntos gatillo y principales puntos de dolor, con un aplicador largo; y dinámica en otras zonas donde el paciente siente dolor, con un aplicador medio que no requiere contacto con la piel.

La terapia inductiva de alta energía es muy efectiva para el tratamiento del dolor, pero también para la mejora del tono muscular, la mejora la circulación sanguínea y la activación de procesos de regeneración músculo-esquelética.

Entre las múltiples aplicaciones para la que está indicado se encuentran el dolor cervical, el hombro congelado, el síndrome del túnel carpiano, la regeneración nerviosa, la artritis reumatoide, el dolor pélvico, la ciática, el dolor de espalda, la tendinopatía rotuliana y la curación de fracturas.

Además, ofrece grandes posibilidades para los tratamientos de neuromodulación, ya que es capaz de trabajar de forma muy selectiva y a una gran profundidad.

Terapia Inductiva de alta energía en Badajoz

¿Estás buscando una clínica para una terapia inductiva de alta energía en Badajoz?